Antecedentes de Hóckey sobre Hielo en Buenos Aires

Desde hace bastante tiempo, en algunos lugares de la República y en Buenos Aires, se practica el patinaje sobre hielo y las actividades deportivas que se relacionan con él. Ninguno de estos deportes logró nunca alcanzar una organización institucional que le permitiera desarrollarse y crecer.

A lo largo del tiempo, siempre existieron pequeños grupos que se organizaban y hasta fundaban clubes, los que, al poco tiempo, se extinguían o desaparecían sin poder siquiera llegar a establecer una actividad regular. La causa principal de esto fue que las pistas de patinaje sobre hielo son instalaciones muy costosas, tanto su construcción como operación.

En este país siempre fueron emprendimientos comerciales que no consideraban a la actividad deportiva como parte del negocio y, cuando el negocio no funcionaba como era esperado, sus dueños simplemente desmontaban las pistas y los deportistas perdían el espacio donde desarrollar su actividad.
Pese a esto, siempre se mantuvieron pequeños grupos que pasaban de una pista a otra, según les permitían desarrollar su actividad deportiva.

Uno de estos grupos se estableció en una pista del barrio de Flores (Alpina Skate) en el año 1991, donde pudieron llevar adelante la práctica del hóckey sobre hielo.

Con el correr de los años, el grupo se estableció y comenzaron a organizarse subgrupos según niveles e intereses: juego, práctica o aprendizaje. Al avanzar con estos grupos, surgió la necesidad de organizar actividades y programas de enseñanza, pero como no existió nunca una organización institucional de este deporte, no hubo información, ni personas con trayectoria, disponibles. Tampoco había experiencias previas sobre las que apoyarse.

Pese a ello, los campeonatos, eventos y escuelas se fueron desarrollando, impulsados más por el entusiasmo de sus participantes que por un plan nacido de una conducción organizada. Durante todo este tiempo, y sin conocer demasiado de organización institucional del deporte, he venido liderando este grupo y tratando de organizar sus actividades y crecimiento.

Primer paso

A fines de 2001 surgió la inquietud de organizar los deportes sobre hielo con fin de obtener una representación nacional.

Los deportistas de patinaje artístico y hóckey sobre hielo comenzamos a averiguar los pasos a seguir para poder tener dicha representación a través de una Federación Argentina de Patinaje sobre Hielo. Para que esto fuese posible, era necesario contar con un cierto número de instituciones de base o clubes, los cuales se unirían para fundar una federación. Éste era un objetivo ambicioso, pues no existía un desarrollo ni un número de patinadores que justificaran una federación. De hecho tampoco existía la conciencia o experiencia necesaria como para conducir dicho proyecto. Las pocas asociaciones que se habían creado en el pasado fueron descuidadas y no se podían recuperar, por lo que no se contaba con ninguna asociación de patinaje ni de hóckey.

Al enterarnos de los requisitos y pasos a seguir, tanto patinadores de artístico como jugadores de hóckey, comenzamos a trabajar en la creación de la respectiva asociación civil sin fines de lucro o club. Al mismo tiempo en que se cumplimentaban los trámites y requisitos legales, se continuó trabajando en las actividades mantenidas en la pista de hielo.

La dificultad que deberíamos enfrentar sería la misma: al no contar con una pista de hielo propia, siempre dependeríamos de las condiciones que nos fijasen los dueños de las pistas comerciales de patinaje. Sólo logrando un adecuado crecimiento podríamos planificar el tener una pista propia, pero dadas las circunstancias actuales de contexto, ese crecimiento no sería posible de alcanzar muy fácil ni rápidamente.
El primer paso que se debía dar era la constitución del club, su inscripción ante la Inspección General de Justicia y el inicio de un trabajo que respaldase o acompañase a estas acciones; un trabajo de base destinado a que el número de deportistas sobre hielo aumentara y el deporte comenzase a tener mayor difusión.

Nueva etapa

A principios de 2001 obtuvimos la personería jurídica bajo la denominación "Asociación Civil Escuela Metropolitana de Hóckey sobre Hielo". Conjuntamente con este hecho, afianzamos la relación con el dueño de la pista de hielo, lo que nos permitió mejorar las condiciones para acceder al hielo. A consecuencia de esto pudimos reorganizar la escuela, grupos por niveles y ofrecer nuevas propuestas de actividades. Desde entonces, se han realizado muchas actividades y el número de jugadores ha comenzado a aumentar muy lentamente.

Nuevas asociaciones

A fines de 2001, y con la finalidad de ampliar el espectro deportivo, llevamos la propuesta de práctica de hóckey a otra pista del barrio de Caballito (Winter). Pese al poco entusiasmo que demostraron sus dueños, obtuvimos un permiso para organizar una escuelita y algunas actividades adicionales. Con el tiempo este proyecto pudo crecer y sus directores están preparando los trámites para obtener ellos también la respectiva personería jurídica y constituirse como club independiente.

En el año 2003, se estableció contacto con el Club Andino Ushuaia, que también se encontraba impulsando un proyecto de difusión y revalorización del patinaje y los deportes sobre hielo en esa ciudad, en lagos y lagunas congeladas. Aunque ellos sólo pueden desarrollar esa actividad en los meses de invierno, nos fue posible visitarlos y realizar un encuentro con ellos.

El surgimiento de estas nuevas posibilidades de interactuar con otros grupos de hóckey tuvo un efecto y motivación muy positivos.

En este momento, en todos estos grupos, se trabaja con vistas a poder realizar encuentros y partidos de manera regular.


 

 

 

 

 

 

 



A.C.E.M.H.H. © 2007 - Todos los derechos reservados
Powered by NOE12 - Última actualización: 22 de Junio de 2011 - 17:19hs.